Fly Bra acción – retroalimentación – efecto

La gente siempre ha considerado que las formas femeninas demuestran belleza, las esculturas y pinturas muestran que, desde tiempos antiguos, cada época y cultura poseían un arquetipo de mujer ideal en el que resaltaban los senos.

Desde las estatuillas prehistóricas más antiguas, donde los senos se muestran generosos y enormes, representando la prosperidad de la vida, hasta tiempos más recientes donde los senos deben ser del tamaño de copas de champaña para ser entre comillas perfectos.

Lo cierto es que cada hombre sueña con descansar en los senos de su propia mujer, sea ésta de pecho generoso o solo insinuantes... ¿pero las mujeres? ¿Qué piensan de los senos?

Para las mujeres, hoy más que nunca en la historia, tener unos senos perfecto significa tener confianza en sí mismas, significa sentirse en paz con el mundo y sobre todo sentirse bien se pongan lo que se pongan.

Según las estadísticas de la Asociación Nacional de Cirugía Plástica, la medida más deseada y exigida por las mujeres es una copa C, es decir unos senos ni demasiado grandes o demasiado pequeños, pero. ¡El 99% de las mujeres; antes de querer unos senos de gran tamaño, lo que quieren son unos senos que desafíen y venzan a la gravedad!

Los pilates, la natación y las cremas hidratantes son muy útiles para conseguir el escote perfecto, ¡pero no son suficientes! la cirugía plástica podría ser una solución, pero se deben tener al menos 3 mil euros ahorrados y es imprescindible tener en cuenta que se trata de una intervención quirurgica en todos los aspectos, con todos los peligros y consecuencias que cualquier operación trae consigo.

Pero las mujeres nunca se han rendido y para alcanzar el escote perfecto determinado por la epoca en la que viva; si crees que se rendiran, realmente eres ingenuo.

Ya en el siglo XIV los tejidos adecuadamente envueltos alrededor de los senos dieron vida a los primeros sujetadores, poco después, en el siglo XVI hicieron su aparición los corsés, definidos ahora como verdaderos instrumentos de tortura para las pobres mujeres que los llevaban. Es sólo alrededor de 1930 que los sujetador modernos dieron su primera aparición, presentando el sistema de diferentes formas de copas, según los gustos de la época, ha pasado del sujetador "bala" que le daba dicha forma a los pechos, hasta llegar a la la forma más suave y redondeada y el nacimiento de los sujetadores push-up.

En la actualidad, unos senos redondos y elevados son perfectos: push-up, acolchados, sujetadores ajustables...

Sin embargo; no todo el mundo puede adaptarse, ¡a menudo encontrar un sujetador que nos satisfaga es un verdadero desafío!

¡Si piensas que incluso la ropa de hoy está consiguiendo mejor que el pasado, el sujetador, como se concibe actualmente, crea algunos problemas !!

Las abrazaderas y los ganchos en la parte posterior son tanto incómodos como muchas veces irritantes, en adición de realmente antiestéticos si deseas llevar un vestido con la espalda descubierta...

¿Tambien sufres de este problema? ¿Nunca encuentras un sostén que te sirva correctamente? ¿Los ganchos re arañan la espalda y te dan comezón? ¿te molestan tirantes en tus hombros? Con los vestidos a espalda descubierta, ¿te ves obligada a dejar tus senos colgando?

¡¡Basta ya!! ¡¡La evolución de los sujetadores ha alcanzado la perfección gracias a FLYBRA!!

FlyBra tiene la forma de las alas de una mariposa, envuelve el pecho y gracias a una suave correa central, eleva el pecho mientras que le da el volumen deseado.

Disponible en un solo tamaño porque se adapta perfectamente a cualquier tipo de pecho, desde el mas discreto hasta el más voluptuoso, se pone fácilmente y no tiene correas o ganchos molestos, por lo que va genial con cualquier traje: vestido de gran escote, sea frontal o trasero, tops sin hombros y hasta los vestidos ricos en transparencias.

No tiene que preocuparte mas de tus senos, olvida al cirujano plástico y disfrutar de la vida gracias a FlyBra.

Usarlo es simple, incluso para aquellas mujeres que tengan problemas con las articulaciones de los hombros y normalmente pasan las de Cain para mantener bien puesto los sujetadores convencionales...

Unos simples pasos y tus senos serán lo que siempre has soñado:

o Limpiar la piel del seno a fondo con una esponja seca, no ponerle cremas, lociones o aceites.

o Suelte ligeramente la tira FlyBra y colóquelo sobre el seno para que las copas se adhieran bien.

o Suavemente tire del cordón hasta obtener la forma y el tamaño de la mama que prefiera y que siempre ha querido.

o Después del uso, suelte ligeramente el cordón y retire FLyBra. Hidratar la piel con una crema o loción.

No puedes evitar que con FlyBra, fácilmente te acostumbre a la sensación de libertad que este te da, su facilidad de uso y su extraordinaria capacidad para hacerte sentir bien en cada situación y con cualquier vestimenta.

Puedes utilizarlo siempre que lo desees, solo lávelo con agua caliente y jabón, deje que se seque lejos de fuentes de calor o los rayos directos del sol, ¡y ya tu FlyBra estará lista para usarlo de nuevo!

Unos senos que desafíen y le ganen a la fuerza de la gravedad, unos senos redondos y firmes, el típico canalillo entre los pechos que tanto les gusta a los hombres y quedan tan bien en un escote atrevido, un pecho envidiable... eso es lo que todas queremos, ¿verdad?

Entonces no espere más: ordene FLYBRA en: http://flybra2.es/ Porque mereces liberarte de las tiras en los hombros, los garfios, los ganchos y; sobretodo, ¡¡por que mereces la alegría de tener los senos como siempre has querido!!

Estos son los testimonios de algunas mujeres que lo han probado:

Giorgia, 32 años, Villavicencio: Cuidé a mi niña durante dos años, una verdadera alegría, lástima que mis pechos quedaran blandos y caídos como los de mi abuela! Ningún sujetador me satisfizo plenamente y pensaba ir a un cirujano plástico. Una amiga me aconsejó a Flybra y pensé que me estaba tomando el pelo. Lo usé de inmediato, acabando de llegar, y no saba credito! Mis pechos habían vuelto a como eran antes, como cuando tenía veinte años! Mi marido se quedó boqueabierto y creía que había ido al cirujano sin decirle nada... excepcional! ¡¡Le aconsejo usar FlyBra a todas las mujeres!!

Martina, 24 años, Valencia: Mis pechos nunca crecieron, siempre he usado un push-up cuando estoy con mis amigas y me siendo incómoda llevando sólo camisas extralargas para no mostrar mis "carencias". Mi madre descubrió FlyBra y me lo regaló: ¡Nunca dejaré de agradecerselo! Usarlo es fácil y rápido, tirando de la correa mis pechos parecen aumentar en volumen, ahora puedo usar todas las camisas que me prohibí durante años, y a los hombres se les cae la baba por mi escote! ¡Finalmente estoy feliz!

Roberta, 57 años, Milán: Siempre he sido una mujer atractiva, siempre he cuidando mi cuerpo: esteticistas, masajistas, peluqueros y ropa de buena calidad, todo tiene que ser perfecto para mí. Pero últimamente mis pechos me parecían vacíos, flacios, tristes. La esteticista me dijo que la cirugía estética era la única solución, pero la idea de sufrir una operación no me animaba. Vi a mi amiga del alma paseando con ropa abierta sin ganchos o correas del sosten y pensé que se había retocado los senos, al preguntarle por su médico; ya que los resultados eran impresionantes, solo me dijo "Nada de eso, utilizo FlyBra!" mientras se reía de una posible operación! No dudé un segundo y pedí un FlyBra negro y uno color carne, después de unos días de espera pude mostrar los senos que solía tener hace tiempo! Esbeltos, altos, redondos y generosos!! ¡Ahora que me siento perfecta!

¿Que estas esperando? Senos perfectos, los senos de tus sueños, pronto seran tuyos: ¡¡¡ordena FLYBRA y disfruta de tu cuerpo!!!

Fly Bra

Commandez aujourd'hui obtenez l'envoi gratuit et la garantie de satisfaction.

50% ¡Solamente hoy!

No votes yet.
Please wait...

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*